WhatsApp y sus nuevas políticas de privacidad



descargarahora

Siempre que nos disponemos a instalar o vamos a realizar alguna actualización en WhatsApp de importancia, el sistema de instalación nos pide aceptar las políticas de datos o de privacidad, y esto es un tema que siempre da mucho que hablar porque la mayoría de usuarios lo pasan por alto sin leer nada y es aquí cuando llegan las quejas.



De eso trata una de las últimas noticias que hemos conocido acerca de la empresa de mensajería instantánea, vayamos al tema, y creerme que es más importante de lo que parece así que os aconsejo como mínimo darle un vistazo.

Hace casi un mes WhatsApp cambió sus términos y políticas de privacidad, cuyos cambios fueron una gran sorpresa para muchos. Dicha actualización provocó un gran revuelo entre los usuarios de la red de mensajería.

Ahora, a punto de cumplirse un mes desde la modificación, no está claro que pasará con los que no aceptaron las nuevas políticas. Aprovecho este momento para aconsejaros a todos que es mejor perder unos pocos minutos e informarnos bien antes de aceptar.

Los que no aceptaron estos términos no se sabe con certeza que es lo que les ocurrirá, aunque se barajan varias posibilidades, “la cancelación o suspensión de su cuenta“, es algo que queda casi descartado, ya que este cambio se suponía que era para mejorar la “experiencia” en torno a la aplicación, aunque no podemos asegurar tampoco que que no suceda así y pueda dar lugar a suspensiones.

politica-whatsapp

Todavía se desconoce de que forma influirá esto tras esta actualización, ya que afirma que no compartirá nuestra información con terceros, pero en el siguiente punto de la nueva política de privacidad, afirma que buscarán formas de que “tú y diferentes comercios puedan comunicarse usando WhatsApp“, algo que resulta más que interesante.

Aunque sí que advierten desde la empresa, “No permitiremos anuncios banner de terceros en WhatsApp, no es nuestra intención incluirlos, pero si alguna vez lo hacemos, actualizaremos esta política“.

No se puede averiguar de momento como cambiará el servicio de chat, pero puede que este sea el primer paso para monetizar sus 1.000 millones de usuarios, aunque no sorprendería que en un futuro no muy lejano el cambio sea obligatorio. Hasta entonces, todo sigue siendo un mar de dudas.